Veronica Vicente_Escrito en las hojas_6_detalle.jpg
 
 
 
 

Estampa 2019

17 a 20 de octubre de 2019

Stand 1A11. Ifema. Recinto ferial de Madrid.

 

Con obras recientes de los artistas Verónica Vicente, Ignacio Pérez-Jofre, Elisa Terroba y Alfredo e Isabel Aquilizan dentro de un proyecto que hemos titulado “Decurso”.

“Decurso” es un proyecto para nuestro stand de Estampa cuya línea conductora es la alusión de las obras al paso del tiempo que amarillea, desgasta e imprime experiencias en el papel y el cartón con los que todas están construidas.

En las fotografías de la serie “Escrito en las hojas”, Verónica Vicente captura pilas de libros cuyos lomos han amarilleado con los años. Son los restos de una biblioteca creada con tiempo, lectura y paciencia, que se relacionan de forma insólita con las formas orgánicas de varios árboles, producto también de un proceso de lento crecimiento de décadas. El tiempo natural y el tiempo cultural, el de la lectura, al que también alude Elisa Terroba con su tapiz “Ulysses”, en el que desmonta literalmente la gran acumulación de narraciones que se entrelazan en el libro original de Joyce para crear un libro imposible que el irlandés quizá también firmaría y en el que el tiempo de su lectura parece poder ser instantáneo, como el consumo actual de imágenes.

En los dibujos de la serie “Suelo” de Ignacio Pérez-Jofre, además de la colaboración anónima, colectiva e inconsciente de quienes transitan sobre los papeles que el artista ha depositado en la calzada rompiendo su blanco inmaculado con los residuos que la ciudad va acumulando en sus calles, hay un elemento temporal y procesual muy intenso en ese dejar que la obra se haga sola; a veces en pocas horas, otras en varios días. Por último, Alfredo e Isabel Aquilizan aluden en sus obras al desplazamiento, al desarraigo, al hogar de origen, en un trabajo claramente procesual que crece en el transcurso de cada exposición, se desmonta y vuelve a montar en otro sitio; en un proyecto nómada que cambia con el decurso de los años, como las ciudades frágiles de las que provienen ellos y quienes colaboran en la construcción de sus instalaciones.

“Decurso” es también una alusión a la evolución de La Gran con su traslado a Madrid y los cambios en la línea de trabajo de la galería, que, como refleja “Mudanza”, su primera exposición en el nuevo espacio, muestra un mayor interés por el lenguaje de los materiales y por lo procesual.

Verónica Vicente (Pontevedra, 1988), artista que protagoniza acciones y “performances” que ubica en escenarios cuidadosamente elegidos que posteriormente fotografía o filma con el objetivo reflexionar sobre la fragilidad humana y su eterna búsqueda existencial. En la feria mostrará varias fotografías de su serie “Escrito en las hojas” (2019) para las que previamente construye esmeradas “esculturas” con grandes libros que interactúan con las preexistencias de los paisajes otoñales en los que las sitúa la artista.

Ignacio Pérez-Jofre (Madrid, 1965) centra su trabajo como artista en la observación y descripción de lo visible, buscando ser muy concreto. Se identifica con la idea de cotidianeidad: cosas, gente y lugares de su entorno cercano se convierten en motivo de reflexión y contemplación. Esa observación directa de fragmentos de realidad y su traducción a un medio pictórico o de dibujo le impulsan a pintar del natural, lo que enfatiza la importancia de la proximidad y la experiencia del espacio y el momento específicos. Esto le ha llevado a trabajar en el espacio urbano, usando soportes a menudo encontrados en ese ámbito, como tablas, carteles arrancados, escombros o servilletas de papel de bares.

Elisa Terroba (Málaga, 1986), desmonta el lenguaje y los libros para volverlos a montar de forma diferente, deconstruyendo y pervirtiendo sus estructuras para así generar discursos y formas mutantes que nos recuerdan la realidad híbrida que vive en la actualidad el libro y cómo el lenguaje se ve modificado en la sociedad digital. Mostrará un gran tapiz tejido a partir de hilos de papel creados tras desmontar y cortar las páginas del Ulises de Joyce. Tras ello, el texto deja de ser discurso y pasa a ser objeto: una imagen fija que aprehender en un instante y que hace ilegible el original. Una metáfora de nuestro presente.

Alfredo e Isabel Aquilizan nacieron en Filipinas en los años 60 y emigraron a Australia en 2006. En sus obras abordan temas relacionados con el desplazamiento, el desarraigo, el cambio, la memoria del hogar o la dificultad para adaptarse, traducidos a lenguaje visual en forma de instalaciones de gran escala realizadas mediante procesos de recolección y colaboración que reflejen sus propias experiencias a partir de objetos personales o construidos por quienes han experimentado otras situaciones de extrañamiento. Sus obras, pero también sus desarrollos, buscan convertirse en herramientas de comunicación que expresen cómo el proceso de hacer arte se convierte en un espacio de compromisos al tiempo que es una conversación sobre la estética, sobre esos materiales mínimos que se convierten en un medio para crear significados.

Con galerías en Tokio, Singapur y Nueva York, han expuesto ampliamente en museos y Bienales de Asia, Norteamérica y Oceanía –Bienal de Gwangju, 2004; Bienal de Sydney, 2006; Bienal de Singapur 2008; Bienal de Sharjah 2013– así como en la Bienal de Venecia de 2003. 

Descarga Nota de Prensa

Descarga dossier de obras disponibles

 

Verónica Vicente, “Escrito en las hojas, 6”, 2019. Impresión con tintas pigmentadas sobre Canson Infinity Photo Rag. Enmarcado: 107x150 cm

Ignacio Pérez-Jofre, “Suelo”, 2019. Suciedad y erosión sobre papel. 84x59 cm

Elisa Terroba, “Ulysses”, 2014. Técnica mixta. Libro de artista. (Tejido de ligamento tafetán montado sobre entretela). 245x215 cm