Moreno y Grau_Transmission_detalle.jpg
 
 
 
 

Estampa 2018

17 a 21 de octubre de 2018

Stand 2A26. Pabellón 2 IFEMA-Feria de Madrid. Madrid.

 

Participamos (por octavo año consecutivo) en Estampa. Con obras de Marina Núñez, Verónica Vicente y Moreno&Grau.

 

Aunque muy diferentes formalmente, sus trabajos aluden habitualmente a la relación entre el ser humano y el entorno que le rodea y a las interferencias y transferencias que en ambos provoca ese nexo. Por eso “Transferencia” e “Identidad”, entendidas de maneras muy diferentes, son los elementos que articulan el discurso del stand que presentamos.

En el caso de Marina Núñez (1966), su obra es una invitación a la reflexión sobre todo lo que tiene que ver con la otredad, en un principio representado mediante pintura, para posteriormente centrarse en la imagen digital, tanto infografía como video. En sus obras, Núñez utiliza el cuerpo como metáfora para reflexionar –o más bien proponer– una identidad, fluyente, mestiza, múltiple, híbrida y mutante que abra la puerta a la creación de otros mundos a partir de su convicción de que el arte, como experiencia estética, es una estrategia capaz de transformar la realidad.

A la feria traemos un óleo sobre lienzo de grandes dimensiones de su serie “Ciencia Ficción” del año 2000 que muestra un ciborg evanescente, en tránsito hacia una realidad puramente mental, porosa y abierta al contexto. También porosas son las mujeres fractales de la serie “Inmersión” de 2018 y que la artista presenta en la feria por vez primera. Inmersas y mimetizadas con un paisaje asimismo fractal (cuya estructura se repite en cada escala), son creadoras de un mundo a su semejanza; o quizá portadoras de identidades afines con su entorno.

A Verónica Vicente (1988) le preocupa la fragilidad humana y la búsqueda existencial, siempre en relación con el otro y con el contexto físico que le rodea. Para ello utiliza como medio la fotografía, el vídeo y la performance, siendo habitualmente ella misma el sujeto de sus representaciones.

En la feria mostramos tres fotografías de la serie “Figuras decorativas” (2015-2018), en las que, a través de una puesta en escena muy cuidada, el espectador se asoma a lujosos espacios interiores en los que un cuerpo humano reducido a simple forma escultórica ha sido bellamente depositado sobre el mobiliario. Cuerpo e identidad reducidos a simple objeto, inmersos en un contexto caracterizado por el exceso o por la carencia, como forma de cuestionar cómo nos percibimos dentro de nuestro mundo globalizado, cada vez más homogéneo e impersonal.

Alba Moreno (1985) y Eva Grau (1989) trabajan como dúo colaborativo y su obra parte de su propia interacción y de la importancia de mirar un mismo hecho o pensar un mismo concepto desde dos perspectivas diferentes. De aquí su interés por la investigación –partiendo de la fotografía pero materializándose en video e instalación escultórica– de las interrelaciones humanas y las relaciones de equilibrio entre el humano y su entorno, centrándose habitualmente en el estudio del paisaje.

En la feria, Moreno&Grau proponen, mediante una escultura de la serie “Transmission” (2018) y dos dípticos fotográficos, una metáfora en torno a la construcción de la identidad, el dualismo y la transferencia de cualidades. Son obras que aluden a los afectos, a los vínculos y a las pertenencias que nos unen al territorio. Y en las que el paisaje es un activador emocional, una coreografía inconsciente.


 
 
 Marina Núñez, “Inmersión (7)”, 2018. Infografía sobre papel de algodón Photo Rag montada en aluminio. 70x125 cm

Marina Núñez, “Inmersión (7)”, 2018. Infografía sobre papel de algodón Photo Rag montada en aluminio. 70x125 cm

Verónica Vicente, “Figuras decorativas #6”, 2018. Impresión Gliceé de tintas pigmentadas sobre Photo Rag Brightwhite. 90x124 cm

Moreno&Grau, “Transmission”, 2018. Mármol, cobre y resina. 95x35x17 cm